TORRE FUERTE | Apareció Jorge, ¡valió madres!

Gracias por compartir

Por: Mario Héctor Silva

Viernes 10 junio, 2022

Jorge Contreras Fornelli

TORRE FUERTE

  • Apareció Jorge, ¡valió madres!
  • Gracia y favor de AMLO, es con ella
  • Javier Corral, a llorar con AMLO
  • El Tuitazo de Carlos Chavira Rodríguez
  • Gabino y Loera, Vasos comunicantes 2.0

Apareció Jorge, ¡valió madres!

Testaferro y cómplice del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez en el monumental y ‘brutal’ saqueo de los recursos en el Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (FICOSEC), reapareció ayer muy quitado de la pena en el evento de inauguración de las oficinas de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (SSPE), el empresario mueblero, Jorge Contreras Fornelli, el protegido de Alejandra de la Vega Arizpe y del ex gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

El Consejero Nacional de Seguridad Pública, se autoproclama todavía “representante de la sociedad civil”, y presume abiertamente que sigue siendo el presidente de Ficosec y secretario adjunto del Consejo Estatal de Seguridad, lo que supone en pocas palabras, que los chihuahuenses, ¡todos!, estamos pero si bien jodidos.

Por permitir que los gobiernos -desde César Duarte hasta Maru Campos-, sigan protegiendo a uno de los varios responsables de las irregularidades y presunta corrupción que documentó la Auditoría Superior del Estado (ASE) en los expedientes correspondientes a 2014 y 2015, apenas después de la creación del famoso y controvertido fondo, al que dio vida el ex gobernador Duarte.

¿Casualidades?, habrá de creer, pues no. Jorge Contreras, el presidente de Ficosec que convirtió en ‘oro puro’, el Fideicomiso de Seguridad con la complacencia del ex mandatario de Chihuahua, reapareció justo a escasos días de que otro Jorge (González Nicolás), el ex fiscal general de Chihuahua, recibiera la ‘cortesía’ de una entrevista difundida por un buen colega de la capital, a muy pocos días de que el ex gobernador y, patrón de ambos, fuera extraditado desde la prisión de Miami en la Florida hasta la cárcel de San Guillermo en la capital del estado.

Todo iba bien y pintaba hasta de ‘color de rosa’, con todo y las presuntas inconveniencias sobre el plan de la Torre Centinela en el fastuoso proyecto de seguridad pública estatal del jefe de las fuerzas policiales en la entidad, Gilberto Loya, hasta que apareció el rostro del descrédito, la desvergüenza y el cinismo en Chihuahua.

El hombre que transó y vendió una camioneta blindada a la Fiscalía General del Estado, y que dejó malas, muy malas cuentas financieras en los informes del Fideicomiso de Seguridad Ciudadana, a quien le tuvo que salvar el pellejo el ex gobernador de Chihuahua, Javier Corral en el Congreso del Estado, por la relación de Jorge Contreras Fornelli con Alejandra de la Vega, y con otro personaje, no menos importante en la estructura de ese gobierno del ‘Nuevo Amanecer’: el ex fiscal César Peniche Espejel.

Una concatenación de relaciones y complicidades, de una constelación de personajes públicos en Chihuahua, todas ‘finísimas’ personas, que ‘eclipsan’ el inicio de un proyecto de seguridad que se supone, es relevante y estratégico para la gobernadora María Eugenia Campos Galván.

Pero nadie cuidó ayer la puerta, para evitar que Jorge Contreras Fornelli, por cierto, el mismo personaje que intervino hace unos años para detener el escándalo de la golpiza que recibió el joven Sebastián Díaz Ponce, el nieto del doctor Carlos Ponce Torres, a manos de un grupo de ‘salvajes’ juniors, en una fiesta privada que se desarrollaba en el Silver Fox, entre ellos, su hijo, volviera aparecer en escena.

Y que cree, la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua de Javier Corral, vinculó a proceso a Sebastián Zapata Pozo, a René Pinoncelly García y a Oscar Eduardo Valencia Aguayo y exoneró y dejó fuera de todos los enredos legales al hijo del ex responsable de la Mesa de Seguridad y responsable del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (FICOSEC).

Fue una especie de ‘broma macabra’, ver de nueva cuenta al protegido del ex gobernador Cesar Duarte y de Alejandra de la Vega, presumir las ‘mil estrellas’ y condenar, ahora sí, el mar de impunidad en los cinco años del ejercicio del ex gobernador Javier Corral, el que decidió protegerlo cuando el caso de la opacidad de cuentas y presunta corrupción de Ficosec tocó las puertas del Congreso del Estado.

Y de ello, son testigos, los ex diputados locales del partido de Morena en el Congreso del Estado en aquella sexagésima quinta legislatura, el periodista Pedro Torres y Leticia Ortega Máynez.

Corral lo protegió y hasta avaló el nombramiento (beca) para Jorge fuera integrante del Consejero Nacional de Seguridad Pública, y ahora, el empresario, cual ‘perro rabioso’, se ha vuelto en contra del hombre que literalmente le permitió ‘comer’. Y todo para mantenerse en las ‘lianas’ del poder y de las esferas de la justicia.

El periódico NorteDigital.MX, entonces propiedad del empresario Oscar Cantú Murguía, documentó en su momento un desfalco de más de 300 millones de pesos en los manejos del Ficosec durante aquellos años en que nuestro personaje ‘estrella’ de esta humilde columna, Jorge Contreras Fornelli Alejandra de la Vega, comían de la mano, entrelazados y codo a codo, en la mesa del ex mandatario de Chihuahua.

La presencia y reaparición de Jorge (Contreras) hizo que el estómago se le revolviera a más de dos.

Todos saben, que el protegido de Alejandra, es capaz de ‘chingarse’, él solito, la Torre Centinela. Sobre aviso no hay engaño.

Alguien tendrá que contárselo a la gobernadora María Eugenia Campos.

Apareció Jorge Contreras y, ¡valió madres!

Gracia y favor de AMLO, es con ella

En el mundo del México surrealista, donde todo lo imposible e inverosímil sucede y cobra ‘vida’, la gobernadora panista de Chihuahua, María Eugenia Campos, sigue recibiendo los honores y los favores del ‘Gran Tlatoani’.

La visita del mismísimo Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández y de la titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, para ‘bendecir’ el proyecto de seguridad pública para Chihuahua, una muestra más de los favores que goza la gobernadora ante los ojos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

No hay otra lectura política en torno a la visita de los distinguidos personajes en favor de la aliada de oposición del líder de la cuarta transformación.

Puede Maru Campos pedir ahora mismo el ‘cielo’, y el cielo le será bajado por voluntad y gracia del presidente.

La gobernadora de Chihuahua y el alcalde de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar van en un proyecto conjunto para recuperar la seguridad de la entidad, pero especialmente la seguridad en la frontera, ante los embates de los diferentes grupos y bandas de la delincuencia que se disputan el ‘status’ del crimen en Ciudad Juárez.

La de la justicia y seguridad de los ciudadanos, una tarea de “mucha seriedad”, como lo dijo ayer la gobernadora, en medio de la polémica sobre la construcción y paradero de la ‘Torre Centinela’, que algunos creen, que ante la oposición de un grupo de juarenses que se oponen a que sea construida en la zona centro, podría ser llevada a la capital.

Tal y como sucedió con los grandes proyectos, del Centro de Convenciones y hasta el ‘Vivebús’ que tuvo mejor destino y utilidad en la capital del estado, durante las gestiones de los ex gobernadores Patricio Martínez y César Duarte.

Claro, son solo algunas reacciones que han surgido dentro y fuera de los mentideros políticos, que suponen empero, la probabilidad de que, ante el rechazo de los juarenses, la mentada ‘Torre Centinela’ de Maru Campos, pueda ser llevada a la capital del estado.

Y es que los juaritos, los ciudadanos, empresarios, comerciantes, profesionistas y académicos, todos, no se ponen de acuerdo, porque simplemente les importa un carajo.

El asunto de la seguridad es todavía mucho más complejo que un proyecto de infraestructura de gran envergadura.

Con Torre y sin Torre, las policías tendrán que ponerse de acuerdo para combatir a los grupos de los carteles del crimen que tienen presencia en la frontera.

Y lo saben Gilberto Loya y César Omar Morales.

Javier Corral, a llorar con AMLO

La visita del ex gobernador de Chihuahua, Javier Corral a Palacio Nacional solo tiene dos vertientes.

La primera está relacionada con el caso del ex gobernador, César Duarte, quien apenas unas horas antes había sido vinculado a proceso, y que presupone una petición del ex gobernador para que el peso de la ‘Ley’ caiga sobre el priísta, de la mano del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sería la última faena del ex mandatario panista en contra de su antecesor en el gobierno de Chihuahua.

La segunda vertiente, está relacionada con la presunta petición de protección ante el anuncio de la gobernadora, que ya dijo que va sobre las ‘cabezas’ de Javier Corral y de su secretario de hacienda, Arturo Fuentes Vélez.

La presencia de Javier en Palacio, abrió muchas conjeturas en torno a la ‘suerte’ del ex gobernador panista, que, de persecutor, se ha convertido en un hombre bajo la ‘mira’ del gobierno de su correligionaria de partido político, María Eugenia Campos.

“Ni perdón, ni olvido”, dijo la mandataria sobre el caso de estos dos especímenes de la clase política de Chihuahua.

Hay razones de sobra para pensar que el ex gobernador panista tiene miedo.

Siente muy cerca los pasos de la justicia del gobierno actual.

¿Quién podrá salvar a Javier Corral?.

El tuitazo de Carlos Chavira Rodríguez

El de hace apenas dos días, del 8 de junio en las redes sociales, un ‘tuitazo’ de altos vuelos, del ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Carlos Chavira Rodríguez.

Víctima del ex gobernador de Chihuahua, Cesar Duarte, que utilizó todo el poder para intentar desacreditar y ponerlo en prisión, el empresario radicado desde hace algunos años en El Paso, Texas, es de los que ahora exigen justicia y cero impunidad en contra del César.

Carlos Chavira posteó en twitter: “Exigimos justicia y cero impunidad. Duarte debe restituir lo robado a Chihuahua @MaruCampos_G@GobiernoMX @Lopezobrador”.

En un video de escasos 2 minutos y 15 segundos, el empresario habló de la organización de Juárez Competitiva en los peores momentos de la inseguridad en la entidad.

Una iniciativa que, al decir de Chavira, logró el éxito con la pacificación y la atracción de inversiones para Ciudad Juárez, a pesar de muchos obstáculos y la “persecución del gobierno de César Duarte Jáquez”.

El hombre que encabezó muchos actos de corrupción y que dejó en quiebra a Chihuahua, dijo el empresario juarense.

“Exigimos ahora justicia y la reparación de los daños que nos significó soportar la persecución política de su mala administración. El pueblo de Chihuahua merece que pague por sus delitos y que le sea restituido el dinero que le fue robado por Duarte”.

-Eso esperamos del gobierno actual y de las autoridades del gobierno de México-, dijo en video difundido y subido a twitter, el ex presidente de Coparmex.

Gabino y Loera, Vasos comunicantes 2.0  

No podemos dejar en el tintero, la presencia ayer, de Gabino Gómez y del delegado del gobierno federal, Juan Carlos Loera, que hizo hasta lo imposible hasta poder tramitar el saludo del líder de los activistas del Barzón con el titular de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, ante la mirada impávida, a distancia, de la anfitriona y gobernadora del estado de Chihuahua, María Eugenia Campos.

Ya se imagina lo que, en corto, le soltó Maru Campos a Juan Carlos Loera ante el ‘presidenciable’ de la cuarta transformación.

Sólo se oyeron los ‘cascos’ de los caballos, de los hombres del campo, por cierto, varios de ellos, con órdenes de aprehensión por parte del gobierno de Chihuahua.

Y ayer, indiscutiblemente, no era el día más propicio para que la gobernadora mandara ejecutar las órdenes de aprehensión pendientes en contra los notables personajes ligados al gobierno de Javier Corral, que ante la ‘tempestad’, se han acogido a la ‘cobija’ del representante del presidente de México, Andrés Manuel Lopez Obrador.

Debió ser políticamente, un momento por demás incómodo para el propio representante del gobierno en Chihuahua, Juan Carlos Loera mantenerse de pie, con el sol cayendo a ‘plomo’, a un lado de Gabino Gómez y de Martin Solís Bustamante.

Mientras que, en el cerco de seguridad de Maru Campos, el fiscal general Roberto Fierro y sus achichincles locales de la Fiscalía en la zona norte, todos, simplemente esperaban la orden de la gobernadora.

Pero, como dice la canción de Leonardo Favio, “Otra vez será, otra vez será”…

Posdata: Para evitar plagios y todo tipo de conjeturas, el título de los “vasos comunicantes 2.0”, es idea y autoría del Cepillón.

Mario Héctor Silva

Periodista y Analista Político.
Prestigiado periodista, autor de la reconocida columna La Torre Fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *