TORRE FUERTE | Política, de coyuntura y jerarquía familiar

Gracias por compartir

Por: Mario Héctor Silva

Martes 10 mayo, 2022

Daniel Murguia

TORRE FUERTE

  • Política, de coyuntura y jerarquía familiar
  • Infundios contra el ‘Jimenotas’ en gobernación
  • Cruz Pérez Cuéllar, denuncia a su compadre
  • Línea 12 del Metro, ‘colapsa’ precandidaturas
  • Morena, con ventaja en cuatro de seis estados

Política, de coyuntura y jerarquía familiar

“No lo dude amigo”, soltó el novel político, el hermano del ex alcalde Héctor ‘Teto’ Murguía, que, ayer se sintió ofendido por la mención y aspiración de su hermano mayor, de quien comentamos en ‘Torre Fuerte’, que trae cuerda y capital político y económico, para aventarse el último viaje a la aventura de 2024 como candidato de coalición de partidos políticos a la alcaldía por Juárez.

A la que todo ‘mundo’, después de la derrota de 2016, creyó que Teto le haría el feo.

Y el diputado federal morenista, Daniel Murguía, hechura total de su hermano mayor, que lo convirtió en diputado local del PRI en la sexagésima cuarta legislatura del Congreso del Estado, cuando gobernaba todavía César Duarte, dijo que si va Teto, lo más seguro es que contenderá contra su hermano Daniel “que va por Morena”.  

En ese mar de conjeturas, aspiraciones y sueños, quedó atrapado el menor de los Murguía, que ahora es cobijado por el partido del presidente de México, y ¿no me pregunte por qué?    

De hecho, el político de la ‘X’ y dos veces presidente municipal -cuya monumental escultura de color rojo, se ha convertido en un sitio icónico-, el más importante en la historia de Ciudad Juárez, está siendo promovido por un grupo de políticos y empresarios que de nueva cuenta lo quieren de regreso en la contienda de 2021.

Pero su hermano Daniel, es empero, un tipo con demasiada ‘suerte’ en la política.

El hombre que, en un viraje de 360 grados, por estos tiempos, hace ya un año, durante la campaña política de 2021, le aventó la candidatura de la sindicatura del ‘partidazo’ -ya en la bolsa- a la aspirante a la gubernatura del estado de Chihuahua, Graciela Ortiz González, que esa tarde sobre el estrado sufrió dos reveses de los políticos juaritos:

El primero, el desdén de la entonces candidata a diputada federal por la Alianza ‘Va por México’, Lilia Merodio Reza, que esa tarde sólo le faltó aventarle un ‘dedo’ a Chela Ortiz, antes de desaparecer del estrado, luego de que, “accidentalmente” -dirían algunos de los viejos priístas-, a la candidata del PRI al gobierno de Chihuahua, la traicionó la memoria y esa tarde olvidó mencionar entre los allí presentes, a la mujer que fue compañera suya en el Senado de la República;

Número dos en la fórmula con el ex gobernador Patricio Martínez García, quien, por cierto, llegó al escaño del Senado, no por su linda cara, ni por su popularidad o sus muchas habilidades políticas del hombre que alguna vez dijo se echaría a la hamaca, para olvidarse de los improperios de la política, sino por la mano del ex gobernador César Duarte que ya traía pleito ‘cantado’ con el otro ex gobernador de Chihuahua: Reyes Baeza Terrazas, a quien no iba a permitir convertirse en Senador.

No, al menos durante el tiempo de su gestión administrativa en Chihuahua, como ocurriría ese lejano 2012 de las elecciones presidenciales que ganó para su partido, Enrique Peña Nieto.

De la aparición de Reyes en las boletas de 2018, se encargó la candidatura y ‘tsunami’ de Andrés Manuel López Obrador, que hizo ganar a todos los morenistas y profesos del candidato de la 4T, en aquella histórica elección donde llegaron la académica Bertha Caraveo y Cruz Pérez Cuéllar, el político panista que le ganó el tirón al finado político priísta, Víctor Valencia de los Santos;

Cuya última proeza política -me viene hoy el recuerdo-, fue lograr hacer ganar, en contra de todos los designios y los ‘Dioses’ a su compadre y amigo Armando Cabada Alvídrez que le ‘ganó’ en los tribunales, con “carretadas” de dinero -dicen los bien enterados- al ex presidente municipal del PRI, Javier González Mocken, en aquella épica batalla de 2018.  

Bueno pues fue Lilia Merodio, la que ese día, gracias a la ‘Alianza Va por México’, la coalición política que conformaron PRI, PAN y PRD, le aventó el arpa a Graciela Ortiz Gonzalez para apoyar la aspiración y candidatura de Maru Campos, que la protegió y la llevó al gabinete como titular de la Secretaría de Desarrollo Rural.

El resto de la historia de Lilia y su fugaz paso por el gabinete estatal, ya se la sabe.

El segundo revés sufrido por la candidata a gobernadora del PRI, fue cuando le avisaron que Daniel Murguía -a quien Teto le puso soberana regañada, por haber aceptado la candidatura de Síndico-, ya no era más el candidato del partido. Lo sustituyeron, ipso facto, de la lista de candidatos del Revolucionario Institucional.

Ya para entonces Daniel Murguía se daba ‘baños de pueblo’, y se había trepado a los eventos de Juan Carlos Loera, el candidato a gobernador por Morena.

Había negociado su candidatura como diputado federal por el Distrito 01, y se convirtió en el ‘dolor de cabeza’ de la ex candidata a diputada federal, Lilia Merodio, a quien, irónicamente, si mayor mérito político, le ganó de calle en las elecciones de 2021.

El tipo con ‘suerte’, alguna vez también presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) no tiene empacho para decir que buscará la candidatura a la presidente municipal de Juárez en 2021.

Es un tiro muy complejo y un asunto multifactorial que trasciende a la ambición de los mismos políticos;

Entre quienes aspiran como es el caso del presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar que buscaría en automático la reelección, la decisión del Comité Ejecutivo Nacional de Morena y la aspiración de quien será el próximo candidato presidencial a la ‘Grande’, sin descontar por supuesto alguna candidatura de género;

Además de que, efectivamente, como lo citamos en la cabeza de la columna, en la política hay también jerarquía familiar.

La política es de coyuntura, donde todo cuenta y todos juegan…

Infundios contra el ‘Jimenotas’ de Gobernación

Inverosímil a todas luces, la denuncia interpuesta por un inspector de la oficina de gobernación del Estado en Juárez, de nombre Adrián López, que se atrevió a denunciar en represalia, a su jefe superior de la oficina de Gobernación en Juárez, Alejandro Jiménez Vargas, el famoso ‘Jimenotas’.

De quien afirman, todavía le dio la oportunidad de regresar a su puesto de inspector de la oficina de transporte público del Estado, porque estaba “comisionado” como inspector en la oficina de gobernación.

Obvio que el movimiento de nueva cuenta a transporte, hablando en plata y acá entre nos, no tiene la misma jerarquía, ni influencia, ni el poder ‘conmovedor’ de los muchos pesos y centavos en la oficina de Gobernación Estatal, cuyo imperio de corrupción tejió a mano la ex diputada local y posterior jefe de esa oficina, Maribel Hernández.

La ‘chica dorada’ del ex gobernador Javier Corral, a quien ningún mortal podía sacar de los antros. Especialmente los negocios que eran protegidos por órdenes de arriba.

Ante estos antecedentes, la denuncia presentada por el inspector ante la Secretaría de la Función Pública, un mero ‘juego de niños’. ‘El jimenotas’, un niño de pecho.

Al señor Lopez sí que le hubiera ido como en feria con Maribel, pero tuvo misericordia de él, el llamado ‘Señor de los Puros’.

El titular de la oficina estatal que llegó a la jefatura de gobernación en Ciudad Juárez, porque dicen que no agarra ni un solo centavo, menos “fiado”. Tiene esa fama de ser funcionario incorruptible.

El inspector ‘comisionado’ en la oficina de gobernación estatal pegó el grito porque fue removido y regresado al transporte público.

El resto, usted carísimo lector de Torre Fuerte, lo puede interpretar.  

La limpieza del ‘marranero’, que dicen dejó la Maribel en Gobernación, inició con fuerza el pasado mes de enero, cuando Alejandro Jiménez Vargas, el amigo del ‘Felo’ Varela, decidió despedir y poner de patitas en la calle a vario personal a quien le perdió la confianza.

“Se despidió, y no sólo en Juárez, a personal que se le perdió la confianza, por lo tanto, se prescindió de esos servicios por parte de los inspectores de Gobernación”.

Varios de los funcionarios y servidores estaban ligados a la ex jefa de gobernación y a eventos de “corrupción”. Cobraban cuotas a los propietarios de bares y cantinas para no ser molestados.

Cruz Pérez Cuéllar, denuncia a su compadre

Imposible contener la ira del presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar en contra de su compadre, Javier Corral Jurado, que le hizo la vida de ‘cuadritos’, y que, en su momento, movió cielo, mar y tierra, para defenestrarlo de la política, incluso sacarlo del mismo Senado de la República para llevarlo a prisión por su presunta vinculación, con la ayuda del todopoderoso ex fiscal general del Estado, César Augusto Peniche Espejel.

Ayer el alcalde presentó una denuncia contra el ex gobernador de Chihuahua por defraudación fiscal y el falseamiento en declaraciones “con el fin de defraudar a fisco”.  

En la denuncia presentada ante la Fiscalía General del Estado se precisa, a reserva de corroborar su veracidad, deja en claro el comunicado del gobierno, que Corral Jurado compró un bien inmueble excluyéndolo de sus declaraciones, así como de los bienes registrados a su nombre en el Registro Público de la Propiedad, con el fin de evitar pagar el monto correspondiente por el Impuesto Sobre Traslación de Dominio a favor del gobierno municipal.

El alcalde no se guardó nada. Trae atorada la fobia en contra de su compadre, el hombre que le ‘despojó’ con las influencias de su padrino, el finado político, Luis H. Álvarez y la influencia de este ante el entonces presidente de México, Felipe Calderón, un escaño en el Senado.

Durante la conferencia semanal del presidente en el Museo de Arqueología e Historia del Chamizal, el alcalde dijo que simplemente no se encontraron los pagos de Javier Corral en la Tesorería.

En septiembre de 2019, Corral Jurado declaró y confesó en diversas entrevistas que había celebrado un contrato de promesa de venta con Ricardo Álvarez Chabre, hacía aproximadamente un año atrás, respecto a la propiedad localizada en que se ubica enseguida de su casa en el cruce de las calles Costa Rica e Ignacio de la Peña, con un valor de 10 mil pesos, la cual actualmente vale mucho más.

“Álvarez Chabre se hizo de la propiedad de ese terreno durante el tiempo que Corral Jurado fue gobernador, mediante un remate judicial lleno de irregularidades”.

Para efectos de la Ley, Javier Corral celebró un contrato de compraventa, por lo que una vez que pagó los 10 mil pesos, se convirtió en propietario de los terrenos.

Con ese motivo, el ex gobernador estaba obligado a pagar el impuesto sobre traslación de dominio, lo cual no aconteció.

Fue un agravio en contra de Ciudad Juárez, que definitivamente el presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar, no dejará pasar.

Así se caiga el ‘mundo’, Cruz no dejará ‘vivo’ a su queridísimo compadre…

Línea 12 del Metro, ‘colapsa’ precandidaturas   

La Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, podría colapsar las candidaturas presidenciales de Marcelo Ebrard Casaubón y de Claudia Sheinbaum.

Un asunto que indiscutiblemente, quiérase o no, pega en el ánimo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de cara a la sucesión presidencial de 2024.

Una coartada política para el Ejecutivo Federal, que tiene otros “datos” y los dados ‘cargados’ en la lista de los aspirantes al relevo presidencial.

El peritaje final de Det Norske Veritas (DNV) sobre el colapso de la línea 12 del metro, que ha puesto de relieve las terribles fallas en la construcción del tramo elevado, de partes de metal y de concreto unidas por pernos, y de las fallas de los componentes y la estructura tras el paso del tren;

Amén de los problemas de diseño, errores en construcción, mala supervisión de la obra y falta de mantenimiento, nada más que agregarle a lo que se supone, debe ser la ‘sepultura’ a las aspiraciones de ambos políticos en el engranaje de las piezas del presidente de México.

La jefa del gobierno capitalino, dijo hace unos días que el informe del peritaje por parte de esa empresa extranjera, contratado por el Jefe del Ejecutivo, era “tendencioso”.

El resto se explica solo. Y ya hay quienes voltean a ver a Beatriz Gutiérrez Müller.

Morena, con ventaja en cuatro de seis estados

En el último reporte de las encuestas, el partido de Morena camina firme para la conquista de nuevos triunfos electorales en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.

La excepción son las entidades de Aguascalientes y Durango, donde los candidatos del PAN llevan ventaja en los porcentajes de intención del voto de los electores “si hoy fueran las elecciones”, según difundió El Financiero.

Viejo conocido de los priistas en Chihuahua, el ex delegado Esteban Villegas con ventaja en la coalición de partidos políticos PRI-PAN y PRD.

En Aguascalientes, a Teresa Jiménez, la candidata de la coalición no le ven ni el polvo los morenistas, y párele de contar.

En el resto de las gubernaturas. Las cuatro son por ahora, de acuerdo a la intención del voto y a las encuestas, todas para el partido del presidente Andrés Manuel Lopez Obrador.

Julio Menchaca en Hidalgo, Salomón Jara en Oaxaca, Mara Lerma en Quintana Roo y Américo Villarreal en Tamaulipas, todos candidatos de la alianza Morena-PT-PANAL, caminan en piafante caballo de Hacienda.

Las elecciones en muy pocos días…

Mario Héctor Silva

Periodista y Analista Político.
Prestigiado periodista, autor de la reconocida columna La Torre Fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *